November 15, 2018

Please reload

Entradas recientes

Método Glifing

November 15, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Díme como hablas y te diré cómo piensas

August 5, 2016

 

¿Cómo influye nuestro lenguaje en nuestro comportamiento y emociones?

 

Es importante alinear lo que dices con lo que quieres conseguir ya que el efecto que el lenguaje causa sobre nuestra mente es más fuerte de lo que nos pensamos.

 

El lenguaje no solamente moldea nuestra forma de ver el mundo, sino que también influye sobre nuestro comportamiento. Es una poderosa herramienta para comunicar y tiene más influencia sobre nosotros de lo que nos podemos creer, el responsable de que esto sea así no es otro que el inconsciente.

 

El inconsciente es aquella parte de nuestra mente que se encarga de hacer funcionar nuestro cuerpo, de interpretar y almacenar la información recibida por nuestros cinco sentidos, de organizar… Se estima que el 95% de nuestro pensamiento inconsciente es el responsable de nuestras acciones, toma de decisiones y comportamiento.

 

La parte consciente es la voz interior que funciona de forma lógica y racional y que ordena la información, busca patrones y la procesa y clasifica de forma que podamos entenderla. Es muy importante tener en cuenta que todo aquello que decimos conscientemente causa efectos en nuestro inconsciente.

 

El funcionamiento del consciente y del inconsciente es diferente.  Mientras que el consciente procesa texto y letras el inconsciente no funciona de la misma forma. El mecanismo utilizado funciona a través de símbolos e imágenes. Por ello, lo óptimo sería que lo que le queramos transmitir a nuestro inconsciente no debería ser mediante palabras.

 

Nuestro diálogo interno moldea nuestras creencias sobre nosotros mismos y sobre el mundo que nos rodea, pero también repercute de forma directa en nuestros estados emocionales. Aprender a escuchar nuestra “vocecilla” interna y a manejarla con responsabilidad es fundamental para mejorar nuestras habilidades de auto-motivación y auto-regulación emocional.

 

¿Qué podemos hacer?

 

Refrasear es una alternativa para conseguir modificar lo que habitualmente nos decimos en negativo.  Refraseando, aunque el mensaje es el mismo, podemos usar palabras distintas o desde otro ángulo y así expresar los deseos afirmativamente. El cerebro acostumbra a poner más atención a las cosas negativas ya que instintivamente, al ser más relevante para nuestro cerebro, activa nuestros mecanismos de supervivencia. Con esta herramienta puede mejorar significativamente, sólo nos hará falta algo de entrenamiento para ponerlo en práctica.

 

El hecho de repetirnos internamente “no sé cantar”, “no soy buen deportista”, “no podré con esto” está pronosticando claramente el desenlace y, claro está, no será positivo. Con la técnica del refraseo podemos encontrar una forma más productiva y hábil de enfrentarnos a nuestros propios mensajes (siguiendo con los ejemplos anteriores):  “debo practicar más canto” “tendría que entrenar más” , “veré qué posibilidades tengo para mejorar esto”.

 

Como vemos, el punto de enfoque cambia; no es lo mismo concentrarnos en pensar que no sabemos hacer algo que en de qué forma podemos mejorar algún aspecto. Somos muy sensibles a las “etiquetas” y una vez las hemos interiorizado es muy difícil abandonarlas ya que pasan a formar parte de nuestra realidad. Por eso, es importante no etiquetarse y buscar formas positivas de expresar lo mismo para enviarle el mensaje a nuestro inconsciente que de ser una característica inamovible, pasa a un estado temporal posible de modificar.

 

Uso del refraseo en coaching

 

En el ámbito de coaching, la mente consciente en la que fija los objetivos  , y el inconsciente el que se encarga de alcanzarlos.

 

 

Teniendo en cuenta esto es imprescindible que para establecer un objetivo a trabajar dentro de un proceso de coaching haya que plantear el enunciado teniendo en cuenta lo siguiente:

  1. Afirmativo :       Quiero perder peso, en lugar de estoy gordo

  2. Específico:          Quiero perder X kilos

  3. Delimitado:        Quiero perder X kilos hasta tal día de                                          diciembre

Es posible que si nos decirmos “ No quiero estar gordo, no quiero estar gordo…..” consigamos reducir algún kilo pero siempre es mejor contar con la mayoría de probabilidades para lograr nuestro objetivo. Por ello, mejor buscar nuestro mejor aliado: el inconsciente

 

No es tarea fácil modificar lo que llevamos mucho tiempo haciendo de una misma forma pero con herramientas específicas, entrenamiento y constancia, es posible.

 

Una de las virtudes de nuestro cerebro es que es flexible por lo que aquello que le decimos y sobre todo el cómo se lo decimos tendrá un efecto sobre nosotros y, a su vez, sobre los demás.

 

Please reload

Síguenos