November 15, 2018

Please reload

Entradas recientes

Método Glifing

November 15, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

¿Qué expectativas tienes?

September 18, 2017

Vivir estando constantemente pendiente de cumplir expectativas solo hace que postergar lo que queremos para más adelante, no estando presente en el momento y con el riesgo que sino sale como queremos nos frustremos.

 

Se deja de pensar en cómo mejorar una situación actual para imaginarse viviendo en el futuro de otra forma y, en muchas ocasiones, se trata más de un deseo que de algo factible. Al final, estas personas se convierten en víctimas porque las cosas no salen como ellas esperaban y se sienten constantemente frustrados en diferentes aspectos de su vida.

 

Quizá conozcáis a alguien que diga, es que yo soy muy exigente conmigo mismo, o es que soy muy perfeccionista, parte de esta exigencia y perfeccionismo viene determinada por las expectativas que tienen, lo que esperan en cada uno de los ámbitos de su vida.

 

Ejemplos de expectativas que convendría abandonar

 

1. Dejar de esperar algo de los otros

Cada persona tiene sus propias necesidades, ilusiones, sueños…por lo que no es viable pretender que satisfagan tus necesidades vinculadas a tus expectativas.

Si no exiges, lo que dan habrá salido por voluntad propia y lo valorarás más. Rebajar las expectativas hace que confíes más en ti mismo y ganes en seguridad. Tu felicidad no depende de los otros sino de ti mismo.

 

2. Dejar de esperar tanto de ti mismo

Las expectativas que acostumbramos a ponernos suelen ser las que en su día nos pusieron a nosotros los adultos y seguimos llevando a cuestas pasados los años.

Es bueno plantearse metas y objetivos a lograr pero no deben generar tensión y malestar, debes calibrarlo. De hecho, eres tú quien pone la meta, ¿verdad?, pues no te perjudiques, ponte una meta alcanzable y, en todo caso, ya la irás aumentando. Decides tú.

 

3. Dejar de esperar mucho del futuro

Si estás demasiado pendiente del futuro no estarás en el presente y no serás capaz de valorarlo. Aprovecha lo que tienes y, poco a poco, podrás ir llegando a lo que te has establecido a futuro

 

4.Dejar de esperar que todo sea perfecto

Si quieres tener todo controlado para dar un paso más, es probable que te quedes donde estés. El momento perfecto no existe y si tus expectativas son muy altas seguro que te costará alcanzarlas.

Puede ser debido a miedos, a nuestra inseguridad  lo que hace que nos excusemos con la idea que las condiciones no son favorables.

 

No debes esperar a que llegue el momento perfecto, ponte en marcha ya!

Please reload

Síguenos