November 15, 2018

Please reload

Entradas recientes

Método Glifing

November 15, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Técnicas relajación para niños

January 17, 2018

La relajación en los niños es un hábito saludable para ayudarles a desarrollar su inteligencia emocional.

 

Estas técnicas pueden usarse con niños de edad comprendida entre los 3-4 años y hasta los 10-11. Además de enseñar al niño/a cómo relajarse, también le estimula a aprender a reconocer y discriminar la tensión que tiene cuando se pone nervioso o agresivo.

 

Los beneficios de la práctica de relajación para niños son:

1.Aumenta la confianza en uno mismo

2.Mejora la memoria, la concentración y la calidad del aprendizaje

3.Permite distender el organismo y disminuir el estrés muscular.

4.Canaliza energías del niño/a

5.Ayuda a vencer la timidez

6.Contribuye a la intervención en problemas de tics

7.Enriquece la sensibilidad

8.Tras la actividad física, permite alcanzar un estado de bienestar y tranquilidad

9.Mejora la calidad del sueño

10.Mejora la circulación sanguínea

11.Disminuye la ansiedad, los ataques de pánico y la angustia.

 

A continuación se enumeran una serie de técnicas para poner en práctica en niños/as de edades comprendidas entre los 3-4 años y hasta los 10-11. Además de enseñar al niño/a cómo relajarse, también se le estimula a aprender a reconocer y discriminar la tensión que tiene cuando se pone nervioso o agresivo.

 

Procedimiento de relajación muscular

 

Manos y brazos: imagina que tienes un limón en tu mano izquierda. Ahora trata de exprimirlo sacando todo el jugo. Siente la tensión en tu mano y brazo mientras lo estás exprimiendo. Ahora déjalo caer. Fíjate cómo están ahora tus músculos cuando están relajados. Coge ahora otro limón y trata de exprimirlo. Exprímelo más fuerte de lo que lo hiciste con el primero. Ahora tira el limón y relájate. Siente que bien se sienten tu mano y tu brazo cuando están relajados.  Vuelve a coger el limón en tu mano izquierda y exprímele todo el zumo, no dejes ni una gota, exprímelo fuerte. Ahora relájate y deja caer el limón (Repite el mismo procedimiento con la mano y brazo derechos)

 

Brazos y hombros: Imagina que eres un gato muy perezoso y quieres estirarte. Extiende tus brazos frente a ti, levántalos ahora sobre tu cabeza y llévalos hacia atrás. Fíjate en el tirón que sientes en tus hombros. Ahora deja caer tus brazos a tu lado  Ahora vamos a estirar otra vez. Estira los brazos frente a ti, levántalos sobre tu cabeza y tira de ellos hacia atrás, fuerte. Ahora déjalos caer. Muy bien. Fíjate  como tus hombros se sienten ahora más relajados. Ahora una vez más, vamos a intentar  estirar los brazos, intenta tocar el techo una vez. Ahora estira los brazos enfrente tuyo, levántalos sobre tu cabeza y tira de ellos hacia atrás, fíjate en la tensión que sientes en tus brazos y hombros. Por último, un estirón muy fuerte, deja caer los brazos, fíjate qué bien te sientes cuando estás relajado

 

Hombros y cuello: Imagina que eres una tortuga. Imagínate que estás sentado encima de una roca es un apacible y tranquilo estanque relajándote al calor del sol, te sientes tranquilo y seguro allí. De repente, sientes una sensación de peligro. Ahora mete la cabeza en la concha. Trata de llevar tus hombros hacia tus orejas, intentando poner tu cabeza metida entre tus hombros, mantente así, no es fácil ser una tortuga metida en su caparazón. Sal de tu caparazón y vuélvete a relajar a la luz del cálido sol, relájate y siente el calor del sol. Hay peligro de nuevo, tienes que tener la cabeza totalmente metida para poder protegerte. Después puede relajarte, saca la cabeza y deja que tus hombros se relajen. ¿Notas que te sientes mejor cuando estás relajado que cuando estás tenso?Una vez más ¡Peligro! Esconde tu cabeza, lleva los hombros hacia tus orejas, no dejes que ni un solo pelo de tu cabeza quede fuera de tu concha. Mantente dentro, siente la tensión en tu cuello y hombros. Después sal de tu concha, ya no hay peligro. Ahora ya no habrá más peligro, te siente relajado, te siente seguro y bien.

 

Mandíbula: Imagina que tienes un enorme chicle en la boca y que es muy difícil de masticar, está muy duro. Intenta morderlo. Deja que los músculos de tu cuello te ayuden. Ahora relájate, deja la mandíbula relajada. Ahora mastica otro chicle bien fuerte, intenta atraparlo para que se meta entre tus dientes.

 

Cara y nariz: Imagina que una mariposa se ha puesto sobre su nariz, trata de asustarla sin usar tus manos, arrugando tu nariz. Intenta hacerlo de nuevo porque la mariposa no se marcha y te está molestando. Ahora se ha ido, puedes relajar tu cara. Regresa otra vez, vuelve a arrugar tu nariz

 

Pecho y pulmones: Respira hinchándote y deshinchandote como un globo. Vas a coger el aire por la nariz intentando llenar todos tus pulmones de aire…aguanta la respiración contando tres segundos y siente la presión en todo tu pecho. Luego sueltas aire por la boca muy poco a poco y cierras los ojos y comprueba como tu cuerpo se va desinflando como un flojo y como todo tu cuerpo se va hundiendo y aplastando contra el sofá o la cama donde estés tumbado. Con el aire expulsa todas las cosas malas, todas las cosas que no te gustan, que te preocupan…

 

Estómago: Imagina que estás tumbado en la hierba. De repente, viene un elefante, no te ha visto y pone un pie sobre tu estómago, no te puedes mover, ya que no puedes escapar. Trata de tensar el estómago poniéndolo duro. Si el elefante te pisa, no te hará daño porque está duro y fuerte. Cuando el elefante se vaya puedes relajarte dejando el estómago blandito. A qué te sientes mejor?  Debes sentir la diferencia entre el estómago tenso y relajado

 

Piernas y pies: Imagina que tus pies están dentro de un pantano lleno de barro espeso. Intenta meter los dedos de los pies dentro del barro. Probablemente necesitarás tus piernas para ayudarte a empujar.  Ahora sal fuera y relaja tus pies. Deja que tus pies se queden como flojos y fíjate cómo estás.

 

 

Una vez que has terminado todos los ejercicios debes fijarte en lo que notas en tu cuerpo. Cuando estamos relajados notamos diferentes sensaciones, pesadez, calor, cansancio, sueño…busca tus sensaciones de relajación, fíjate en ellas y disfrútalas.

 

 

 

Please reload

Síguenos